La cosecha fluye, pero hay incertidumbre sobre el negocio

En todas las zonas de la región central, las labores de recolección de  y  fluyen con cierta normalidad.  A pesar de que con inicio de las tareas de cosecha, reconocen los técnicos y productores, hubo cierta desorganización en la demanda de camiones, debido al coronovirus, luego todo se regularizó. También el envío al Puerto de Rosario es fluido, luego de registrarse picos de descarga que generaron largas colas. Por esto, muchos camioneros evitaban los viajes al puerto, otro aspecto que se modificó también.

“Realmente, bajo estas condiciones de trabajo y sin tráfico en las rutas, la cosecha, la carga y el envío a puerto funciona a las mil maravillas. Cargamos el camión a la tarde, descarga a la noche en Rosario y a la mañana siguiente está cargando otra vez en el . Es muy relajada la tarea y en este sentido coinciden varios colegas”, cuenta Luis Negruchi, productor y asesor en el sur de Santa Fe, relatando lo que pasa en Maggiolo, localidad que está en esa zona.

Confirmado que se está cargando mercadería en plantas de acopio y puertos, más el embolsado en el campo, por ahora, este esquema transmite tranquilidad respecto a que se pueda suceder con una parte de la cadena de pagos.

“Como fluye la cosecha, yo sé que le voy a poder pagar al contratista, él a sus empleados, también va a cobrar el camionero y, de esa forma, se espera que el circuito siga vigente en los pueblos. Por ejemplo, los primeros camioneros que negaban a viajar al puerto por las congestiones, rápidamente entendieron que si no hacían se estaba cortando toda esta cadena, que también los perjudicaba. De todas formas, suponemos que tendremos complicaciones con cheques, transferencias o de la entrada de dinero ya que no está muy ágil el sistema financiero”, agrega el asesor.

Ultimas noticias