El campo tendrá un rol clave en la recuperación de la economía

Los pronósticos que se conocieron en las últimas semanas, anticipan una verdadera crisis económicas para Argentina y América Latina, confirmada, ayer por e último informe de CEPAL (ver aparte) y es evidente que las consecuencias serán multiplicar los esfuerzos para mantener  en marcha la producción y generar los recursos que el Estado necesita para enfrentar sus compromisos y una de esas fuentes generadoras de recursos es el campo.

“El campo será el tractor que sacará al país adelante después de la pandemia, pero  para ello se precisa que los productores puedan sostenerse en este complejo escenario nacional e internacional”, advirtió el secretario de CONINAGRO,  Daniel Kindebaluc.

El campo “está muy preocupado por la cuestión sanitaria y se encuentra pendiente porque, como dice el presidente (Alberto Fernández), si no se cuida la vida de nada sirve cuidar todo lo demás, para nosotros es prioritario hacer que la cuarentena se respete como se merece tanto para quienes hacen el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (Aspro) como para que quienes pueden trabajar lo hagan responsablemente con las medidas de seguridad”, dijo el dirigente.

Según indicó la Agencia Informativa de Mercosur (AIM), la producción agropecuaria está trabajando, pero “también está complicada”, aclaró el referente de Coninagro en Entre Ríos, quien explicó: “En febrero teníamos problemas y lo hacíamos saber. Ahora hay que imaginarse un escenario más complejo ante el Covid-19, ya que esta situación complicó todo mucho más: subieron los costos, los precios de la producción están a la baja, sumado a que habrá una merma del 30 por ciento en la cosecha gruesa”.

Al respecto, detalló que la producción con saldo exportable están muy complicadas: “La industria láctea espera un sobrante de leche que no podrá ser demandado por el consumo doméstico; caso similar se da con la carne vacuna, que lo único que se está reactivando es la demanda de China por la vaca, no así por los novillos pesados para exportación con destino a la Unión Europea (UE) que está totalmente frenado, sumada a la caída de demanda en el mercado interno (de entre 20 o 30 por ciento), lo que hará que el precio de la hacienda baje como así también en los porcinos, ya que el precio de capón tuvo importantes bajas a partir de último mes”.

“Tenemos esperanza de que los argentinos y el mundo vuelvan a demandar nuestros productos, ya que lo primero que se reactiva (después de una pandemia) son los productos vinculados con la alimentación”, apuntó el cooperativista.

En ese ínterin, lo que hay que hacer “es salvar a los productores, sus empresas y las cooperativas, alentando que el Estado las defienda y las mantenga vigorosas, para que cuando esto concluya podamos producir con todo para salir rápidamente de este problema”, indicó el presidente de Fedeco, quien agregó: “Para esto necesitamos asistencia financiera acorde a esta situación”.

La idea es que no se caiga ningún productor para trabajar fuertemente cuando la pandemia concluya.

En ese sentido, adelantó que la expectativa de siembra de trigo es, en principio, alentadora: “Si el clima lo permite y se consigue el financiamiento adecuado será buena la ecuación, porque la relación de costo beneficio será positiva”.

En ese contexto, explicó que en diálogo con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luís Basterra, y el viceministro, Julián Echazarreta, se confirmó que “que no habrá aumentos en los insumos (ante la fuerte brecha entre el dólar oficial y el libre), es decir, los insumos se deberán cotizar al mismo tipo de cambio del Banco de la Nación Argentina (BNA)”.

“No solo estamos mirando los mercados internacionales sino que también pensamos que cuando esto termine precisaremos más alimentos de lo normal; ya que el presidente le manifestó al ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, la necesidad de tener una buena nutrición, sobre todo, para 12 millones de argentinos, quienes son los más carenciados”, remarcó el dirigente agropecuario.

En ese marco, destacó que el gobierno tiene buena disposición para trabajar, ya que adelantó que no habrá modificaciones en el esquema de retenciones y se mantienen encuentros de trabajo semanales con los funcionarios del Estado nacional. Sin embargo, comentó que aún las líneas de financiamiento anunciadas no llegan todos los productores: “Más allá del Fondo de Garantía del Estado, los créditos en los bancos aún son difíciles de acceder por cuestiones burocráticas para los pequeños y medianos productores”

Ultimas noticias

Domínguez aseguró que la Argentina puede asegurar su calidad alimentaria al...

0
El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, encabezó el plenario de la 143° Reunión Ordinaria de la Comisión de Alimentos (CONAL) donde revalorizó el trabajo realizado por el organismo...