Avanza la creación de un fideicomiso para la continuidad de Vicentin

Se perfila una alternativa intermedia, con el gobernador Perotti como nexo entre la empresa, bancos y acreedores. El BNA quiere cobrar toda la deuda. Anunciaron una nueva reunión dentro de 15 días.

En el marco de la primera reunión de conciliación entre la empresa Vicentin y la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) de Santa Fe, fuentes del gobierno de Santa Fe adelantaron que comenzó a tomar forma la creación de un fideicomiso, en donde el gobernador de esa provincia, Omar Perotti, sería el nexo entre empresa, entidades bancarias y acreedores.

El encuentro fue convocado por el juez Civil y Comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, después de rechazar el planteo de intervención efectuado por la gobernación santafesina. Por su parte, desde la empresa avalaron la idea del fideicomiso y adelantaron que habrá un nuevo encuentro dentro de 15 días.

Tras una reunión que se extendió por cerca de dos horas, esta decisión empezó a cimentar la participación de la provincia de Santa Fe en el proceso de reordenamiento de Vicentin.

Las posiciones previas a este encuentro eran antagónicas. Por el lado de la cerealera, señalaron en varias oportunidades que la intervención de Perotti se trataba de “una expropiación encubierta”, mientras que el Banco de la Nación Argentina jugará todas las fichas a recuperar su deuda.

Voceros oficiales señalaron que “hubo coincidencia en que la creación de un fideicomiso es la mejor herramienta para el salvataje de la empresa”. Esta opción empieza a delinear un camino intermedio entre la postura de Vicentin de resolver esta situación “puertas adentro” y la estrategia del Gobierno nacional de controlar los destinos de la empresa.

En una sintonía similar, fuentes de Vicentin reconocieron a BAE que la constitución de un fideicomiso permitiría empezar a solucionar los problemas con los acreedores.

Con una deuda acumulada de que acuerdo a las ultimas estimaciones se ubica en $99.000 millones, el Gobierno nacional reconoció que la opción Perotti encabeza las prioridades para encontrar una solución.

Desde el Banco Nación -uno de los principales acreedores- la postura es favorable a la propuesta de expropiar la empresa. Tal como reconoció el director del BNA, Claudio Lozano, la intención de la entidad bancaria es hacer “todo lo posible por recuperar el crédito”. La deuda de la agroexportadora con esa entidad bancaria asciende a $18.500 millones.

La otra pata en la estrategia del BNA es obtener la presidencia del comité de acreedores, que hasta el momento está compuesto por dos representantes de los trabajadores, dos del Banco Nación, uno de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y uno de la banca extranjera. Hasta el momento, este espacio no cuenta con una cabeza visible.

Ultimas noticias

La ONU alerta que se ampliará dramáticamente el problema del acceso...

0
La Organzación de las Naciones Unidas publicó esta semana un documento en el cual alertó que la administración actual de los recursos hídricos está “fragmentada e inadecuada”...