Mala señal: sigue sin reaccionar el sector exportador argentino ante la falta de incentivos para producir divisas

En octubre pasado –tal como había sucedido también en septiembre– el superávit comercial se cayó a 612 millones de dólares justo en un momento en el cual la economía argentina está urgida de divisas.

El principal factor que explica ese fenómeno es un crecimiento sustancial de las importaciones de vehículos, maquinarias, piezas, tecnología y bienes de consumo sin que eso tenga una contrapartida con una recuperación de las exportaciones.

Buena parte de esa desincronización de ambas variables se explica por la fallida integración comercial de la Argentina con China, que, si bien actualmente la principal nación importadora de alimentos, compra mayormente al país sudamericano uno pocos productos agroindustriales (fundamentalmente poroto de soja y carne vacuna).

En octubre pasado el comercio con China implicó 9,4% de las exportaciones totales y 21,4% de las importaciones totales de la Argentina para generar un déficit comercial de 425 millones de dólares, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Los diez productos de exportación que más se destacaron en octubre pasado fueron harina y pellets de soja (729 millones de dólares), aceite de soja en bruto (440), maíz (433), vehículos para transporte de mercancías (253), carne bovina congelada (171), camarones (166), oro (157), maní sin cáscara (79), poroto de soja (65) y vino en botella (61).

La elevada carga impositiva, junto con la inflación, distorsiones cambiarias y falta de acceso adecuado a mercados por ausencia de tratados comerciales regionales o bilaterales, mantienen estancadas las exportaciones argentinas, las cuales se sostienen fundamentalmente en determinados productos agroindustriales.

El potencial agroexportador argentino perdido se evidencia al observar, por ejemplo, que en el período enero-octubre de 2020 Chile logró exportar carne porcina congelada por 649 millones de dólares, mientras que en ese rubro Argentina apenas pudo generar unos 35 M/u$s.

Las exportaciones chilenas de cortes porcinos en los primeros diez meses de este año incluso superaron a las colocaciones argentinas de cortes vacunos refrigerados, que en el período sumaron 556 millones de dólares.

Otro dato: las ventas chilenas de vinos en los primeros diez meses del presente año fueron de 1251 millones de dólares, al tiempo que las argentinas fueron menos de la mitad de esa cifra (561 M/u$s).

Las ventas chilenas de cerezas en enero-octubre de este año (964 millones de dólares) superan a las exportaciones argentinas de petróleo del período (876 M/u$s).

 

Ultimas noticias

La ONU alerta que se ampliará dramáticamente el problema del acceso...

0
La Organzación de las Naciones Unidas publicó esta semana un documento en el cual alertó que la administración actual de los recursos hídricos está “fragmentada e inadecuada”...