Duras críticas y balance territorial en la firma de convenios para la construcción de viviendas

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó en La Plata un acto en el que se firmaron 37 convenios para la construcción de 1.200 viviendas en 35 municipios. Deslizó duras críticas a la gestión anterior y brindó un pormenorizado panorama de la situación del hábitat

Del acto participaron los jefes comunales Julio César Marini (Benito Juárez), María Cecilia Gianini (Carlos Tejedor), Francisco José Echarren (Castelli), Erica Revilla (General Arenales), Esteban Santoro (General Madariaga), Pablo Javier Zurro (Pehuajó), Mayra Mendoza (Quilmes) y Roberto Álvarez (Tres Lomas).

Se trata de la Operatoria Solidaridad que el Instituto de la Vivienda de Buenos Aires (IVBA) gestiona con municipios o entidades para que puedan construir viviendas de 63 metros cuadrados.

Al comienzo del acto, el gobernador Axel Kicillof, señaló que «viendo las dificultades históricas de vivienda en la provincia, no sólo en el conurbarno, creamos el año pasado la unidad de tierra y vivienda, la encabeza la ministra Teresa García».

En esta línea, el mandatario puntualizó que «el problema del acceso a tierra urbana es grave y hay una ausencia demasiado larga de una política publica de regulación y planificiación. La falta de acceso a la vivienda es lo que fomento la proliferación de asentamientos y barrios precarios, al no haber política de vivienda, al no haber ni créditos, ni políticas definidas de viviendas populares».

También consideró que «de una manera desordenada y peligrosa para los mismos que sufren la ausencia de vivienda, se van multiplicando los barrios donde se instalan y se agudiza el problema de raíz que es la falta de tierra y vivienda. Además, la proliferación de countries en ocasiones están al costado de la reglamentación».

Además, precisó que «la política de estado tiene que ver con empezar a poner en norma lo que no lo estaba», y explicó que «lo que queremos es que todos aquellos que puedan demostrar la intención y la voluntad de ponerse en norma tiene muchos beneficios».

Desde ese punto de vista, el Gobernador describió que «queremos terminar de que se hagan las cosas de manera caótica y mal», y reconoció que «la ausencia del estado tuvo estas consecuencia».

Por otra parte, también se encargó de recordar el déficit habitacional durante la gestión de María Eugenia Vidal «durante los 4 años anteriores, se interrumpió la construcción de vivienda para sectores populares».

En ese sentido, dio detalles sobre el cambio de gestión de Scioli a Vidal: «pasamos de años de la construcción de 6 o 7 mil vivienda anuales, a 2 mil», y manifestó que «se habían anunciado la construcción de viviendas pero luego se paralizaron, pero ahora el Gobierno tomo la decisión de terminar las viviendas que estaban a medio hacer, sea en el municipio que sean».

Además, Kicillof sacó pecho y midió las obras de su mandato con las de la gobernadora Vidal: «durante los 4 años de la gestión anterior hicieron 8 mil viviendas, y en su primer año hicieron 800 viviendas; nosotros en nuestro primer año, con pandemia, ya hicimos mas de mil».

Por último, llamó a «poner definitivamente a nuestra Provincia en marcha», y consideró «un paso ejemplificador para el sector privado para poner en marcha la actividad».

Sobre esta firma, el ministro de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone comentó que «lo que hoy firmamos fue un convenio por 1200 viviendas. Son convenios que implican que los municipios ejecuten viviendas diseñadas por el Instituto con lotes que nos fueron presentando cada municipio. Como lo explicó Axel (Kicillof) esto genera cuatro puestos de trabajo directos y otro ocho indirectos, que en realidad es más gente, porque la construcción de una vivienda implica distintas especializaciones y la inversión total es un poco más de 5 mil millones de pesos».

En referencia a los detalles del convenio declaró: «Los plazos de obra, están entre 12 meses y puede haber otros de 18. Muchos de ellos implican ciertas obras de infraestructura, porque en muchos loteos hay que hacer apertura de calles, cordón cuneta, llevar servicios y todo lo que ello implica. Estamos muy conformes. Es la primera tanda, nosotros tenemos el objetivo de llegar a 10 mil y venimos trabajando muy fuerte con todos los municipios. Hoy trabajamos convenios y ya hemos salido con licitaciones que está haciendo el Instituto en proyecto más grandes como puede ser en Florencio Varela o en Moreno que son barrios de más de trescientas viviendas que directamente necesita el Instituto y en total ya tenemos identificadas unas 7 mil viviendas para iniciar».

Ultimas noticias