La temperatura mantiene activas a las plagas de invierno y frena a las de verano

Las temperaturas del primer tercio de la primavera, aun templadas, mantienen aun activas a las  que afectan a los cereales de invierno, mientras que frenan la actividad de los insectos de verano.

“En las últimas semanas, la temperatura Ese mantuvo con promedios diarios en torno a los 15° para Marcos Juárez, con periodos de mínimas diarias que no superaron los 10° en muchos casos y máximas que rara vez alcanzaron los 29°”, introduce el último informe del Sistema de Alarma de Plagas Agrícolas, del INTA Marcos Juárez, elabora por los técnicos Emilia Balbi y Fernando Flores.

De acuerdo a esta introducción general, estas condiciones permitieron la proliferación de pulgones y
ácaros. También comenzó a detectarse el rayado característico que produce en las hojas el pulgón ruso, aunque su infestación aún no es generalizada en la región. El pulgón negro continúa haciéndose presente en varios lotes de gramíneas.

Por su parte, indica el informa en leguminosas se detectan poblaciones incipientes de oruga bolillera en cultivos de cobertura. Algunos lotes de maíz con antecesor vicia presentan daño de cortadoras.

Plagas

Pulgón negro

Se mantiene como la especie con mayor predominancia en la región del sudeste de Córdoba, ubicado
preferentemente en las hojas basales de las plantas. Dependiendo de la abundancia poblacional, el mismo puede alcanzar incluso la hoja bandera, pero esto ocurre sólo con altas poblaciones.

Para este caso, se recomienda el  de la evolución de infestación en lotes con presencia. En menor cantidad, se registra el pulgón ruso.

Pulgón verde

Se observa el incremento poblacional de las colonias de esta plaga, respecto al informe anterior en lotes de leguminosas, principalmente arveja. En este cultivo las colonias se ubican en los pliegues de las hojas superiores.

 

Orugas y chinches

Los cultivos de cobertura o servicio, principalmente aquellos que incluyen a vicia y rábanos en su composición, funcionan como atrayentes de oviposturas de polillas que emergen del suelo a inicios de otoño, como las cortadoras.

En este sentido, sostiene el trabajo, la llegada de las precipitaciones puede contribuir favorablemente al control de esta plaga en los lotes que así lo requieran, ya que las mismas estarán más en contacto con la superficie.

En cuanto a bolillera, si bien no se han producido picos poblacionales en trampas de luz, se detecta la presencia de adultos de esta plaga, por lo cual es importante el monitoreo de orugas en lotes que incluyen estas especies vegetales.

En lo que respecta a chinches de los cuernos, se reportó una mayor presencia y daños en maíz en lotes que incluyeron cultivos de cobertura invernales la campaña pasada en los cuales se refugia, situación que puede repetirse en la presente campaña. Balbo y Flores, así, recomiendan el monitoreo en lotes destinados a maíz o con este cultivo emergiendo.

Ultimas noticias