El consumo de carne bovina no deja de derrumbarse en la Argentina

Así lo destacaron los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario. El consumo de carne bovina por persona no ha dejado de caer en casi una década. El año 2021 finalizó con un consumo de carne bovina, de 45,8 kg/hab/año. Al mismo tiempo, se ha evidenciado su reemplazo por otras proteínas animales en la dieta de los argentinos.

La caída en el consumo de carne bovina en la Argentina es un fenómeno que no ha dejado de profundizarse. Lo hizo casi de forma ininterrumpida a lo largo de la última década. Teniendo en cuenta la importancia que adquiere

Este indicador tiene relevancia por mostrar una modificación dentro de los hábitos y costumbres de los habitantes, pero también tiene relevancia política, considerando los numerosos casos de estrategias gubernamentales que se han implementado para aumentar la ingesta nacional. Según la entidad, resulta propicio analizar qué es lo que ha sucedido en el mercado nacional de carnes.

Evolución del consumo de carnes

La Argentina comenzó el último milenio con un consumo de carne apenas por debajo de los 100 kg por habitante. Siendo más específicos, en el año 2000 se consumieron en promedio 99,3 kg/hab, con un 65,3% siendo carne bovina, un 26,8% de carne aviar y el 7,9% correspondió a carne porcina.

Luego, como consecuencia de la crisis económica que padeció el país, estos consumos cayeron hasta encontrar en 2002 un mínimo de 80,7 kg/hab/año sumando los tres tipos de carne, con la carne bovina incrementando su participación hasta un 72% del total.

A partir de allí, la carne bovina comenzó un descenso de participación dentro de la dieta de los argentinos de manera casi continua hasta la actualidad. No obstante, el consumo de carne en general se incrementó cerca de 35 kg/hab/año para alcanzar en el año 2015 un máximo en ingesta de proteínas animales con 116,16 Kg/hab/año, apenas 100 gramos por encima del 2018.

A pesar de los datos expuestos, el consumo de carne bovina de ambos años se encontró por debajo de años anteriores. Debido a que el año 2015 finalizó con 58,9 kg/hab/año, mientras que en 2017 tuvo una ingesta promedio de 57,7 kg/hab/año.

Por otra parte, en el 2003 (segundo menor consumo absoluto de carne de Argentina) en promedio se comieron 60 kg/hab/año. Esto demuestra que lo que ha habido hasta el 2018 es un reemplazo entre los tipos de carne donde la participación de la carne bovina dentro de las dietas locales fue disminuyendo paulatinamente.

Por ùltimo, el año 2021 finalizó con un consumo de carne bovina, de 45,8 kg/hab/año.